Mascarilla para las manos partidas

Receta casera de mascarilla contra las manos partidas

Esta receta casera de mascarilla para las manos partidas es perfecta para quienes sufren habitualmente las inclemencias climáticas a través de su piel. Se trata de un combinado de miel, glicerina y limón, que puede resultar muy bueno para nutrir el cutis.

En épocas donde el clima suele extremarse para un lado u otro, la piel suele sentir esos vaivenes. La resequedad se vuelve moneda corriente y las piel de las manos puede agrietarse, partirse. Esta mascarilla casera puede venir muy bien para evitar esta clase de inconvenientes.

Ingredientes:

Preparación:

Toma la cucharada de miel (preferiblemente líquida) y mézclala con el zumo de limón. Una vez que se integren, incorpora la cucharada de glicerina, terminando por amalgamar perfectamente, hasta que se incorporen por completo los tres partícipes.

Una vez que tengas la mascarilla lista, frota bien tus manos con ella, dejando que se absorba por completo. La capacidad humectante de la glicerina, además del efecto suavizante de la miel y protector del limón, le vendrá de maravillas a tu cutis.

¿Quieres más recetas para evitar la resequedad de la piel? Intenta entonces con los siguientes artículos:


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Mascarilla para las manos partidas"

Comenta en Google+