Humecante de sandía

Humectante casero de sandía para la cara

Otra de las magníficas maneras que tienes de hacer, fácilmente, un humectante para tu rostro, es empleando sandía. Existen pocas frutas que tengan tanta capacidad de humectar tu piel, debido al amplio contenido de agua que poseen. Por eso mismo, sólo tienes que tomar un poco de este fruto y emplearlo en tu propio hogar, como truco casero de belleza.

Una de las mejores formas que tienes de humectar tu rostro, de manera totalmente natural, es recurriendo a un humectante de sandía. Esta es una fruta con un alto contenido de agua y una buena fuente de nutrientes para tu piel. Nada mejor entonces, que recurrir a ella para fabricar un truco de belleza facial, en forma de humectante.

Esto es lo que necesitas para hacer este humectante de sandía:

  • Cuatro tajadas de sandía

Es fundamental, poner a enfriar bien las tajadas de sandía, antes de preparar el humectante. Luego las cortas en trozos más pequeños y los vas colocando a lo largo de tu rostro, masajeando con el líquido.

Deja que permanezca en tu rostro por unos 15 minutos. Luego limpia como lo haces habitualmente, con un poco de agua fresca y tendrás tu piel mucho más humectada, luciendo de mejor manera, con el pasar de los días.


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Humecante de sandía"

Comenta en Google+