Alternativas médicas para rejuvenecer tu mirada

Mirada de aspecto natural con o sin cirugía

Los ojos son probablemente la parte más importante del rostro y lo primero en lo que nos fijamos cuando miramos a una persona. Pero a causa del proceso natural de envejecimiento, la predisposición genética o el exceso de exposición solar nuestros párpados se descuelgan y aparecen bolsas de grasa en el canto interno del párpado superior y en los párpados inferiores.

La piel del párpado es la más delgada que hay en el rostro, por ello es la primera que muestra los efectos del paso del tiempo.

La Blefaroplastia o Cirugía de los párpados nos permite solucionar estas alteraciones, haciendo que perdamos el aspecto cansado y rejuvenezcamos la mirada. En el párpado superior, las incisiones se sitúan en las líneas de pliegue naturales, de modo que son inapreciables una vez cicatrizadas. En el párpado inferior, las incisiones se realizan por debajo del nacimiento de las pestañas. A través de estas incisiones se elimina el excedente de piel y músculo y el exceso de tejido graso.

En pacientes jóvenes, que solo presentan bolsas de grasa, las incisiones se realizan a través de la conjuntiva del párpado inferior, respetando totalmente la piel, sin cicatrices visibles.

La intervención suele tener una duración de entre 40 y 120 minutos, según sea Blefaroplastia completa o parcial. La anestesia usada habitualmente es local sola o acompañada de una ligera sedación. Posteriormente, el paciente puede reincorporarse a su vida laboral a los 3-5 días tras la intervención, dependiendo de la evolución individual de cada uno.

En la actualidad, gracias a los avances médicos en este campo, la Blefaroplastia es una cirugía sencilla y sus riesgos son muy escasos.

Rejuvenece tu mirada y devuélvele su aspecto natural también sin cirugía

Hoy, los tratamientos de medicina estética avanzada ofrecen muy buenos resultados y son una opción para aquellas personas que no desean someterse a una cirugía. La Toxina Botulínica o Botox es uno de los tratamientos más demandados para eliminar las arrugas de expresión formadas por la contracción de los músculos faciales, como el contorno ocular o la zona del entrecejo.

El efecto del Botox se produce al provocar una relajación temporal de los músculos que originan este tipo de arrugas. La técnica, consiste en infiltrar la Toxina Botulínica en los músculos que se quieren relajar por medio de una aguja muy fina. Su efecto comienza a las 48-72 horas, alcanzando su máximo efecto una semana después de haberse realizado el tratamiento.

La duración de sus efectos puede variar según el paciente: entre los 4 y 6 meses. Las sesiones posteriores se irán espaciando paulatinamente debido a la debilitación de la placa motora del músculo tratado.

La Toxina Botulínica, conocida coloquialmente como Botox, se utiliza desde hace más de 20 años y se ha demostrado que es un tratamiento seguro y eficaz siempre que sea realizado por médicos especialistas. En la actualidad, se están estudiando otras indicaciones del Botox con resultados esperanzadores a nivel de la piel del escote, antebrazos, comisuras labiales, etc.


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Alternativas médicas para rejuvenecer tu mirada"

Comenta en Google+