Los perfumes en vida de Jesús: Significado de los presentes

Los Perfumes en el Cristianismo

Se ha analizado la importancia del incienso y la mirra y sus usos y aplicaciones en la época del nacimiento de Jesús.

Se ha analizado la importancia del incienso y la mirra y sus usos y aplicaciones en la época del nacimiento de Jesús. Por otro lado, es dable inferir que el aprecio que en ese entonces se tenía del oro es similar al que produce en nuestros días dicho metal. A lo largo de la historia del cristianismo, diversos teólogos se han preguntado y han hallado variadas respuestas al por qué del regalo de los magos al Niño Jesús, algunas terrenas, otras espirituales o dogmáticas.

El motivo que espontáneamente surge en primer lugar es el económico y se refiere concretamente al valor pecuniario de las ofrendas. Si bien hoy en día el oro tiene un precio altísimo y comparativamente el incienso y la mirra han perdido su valor, en los tiempos de Jesús, oro e incienso tenían aproximadamente el mismo valor (unos 1200 dólares actualizados por kilo. Pero el kilo de mirra costaba casi siete veces más (Vaughan, 1998). La ofrenda de los magos representaba, pues, un altísimo valor económico.

Estos elevados valores del incienso y de la mirra explican por qué el comercio de ambos artículos era tan lucrativo. Los países productores intentaban por todos los medios mantener su monopolio y procuraban descorazonar cualquier intento de ubicación de las plantaciones. Hacían circular rumores falsos sobre su localización y echaban a rodar diversas leyendas, como la que aseguraba que los árboles estaban protegidos por feroces serpientes voladoras. Refiere Heródoto:

POR LA PARTE DE MEDIODÍA, LA ÚLTIMA DE LAS TIERRAS POBLADAS ES LA ARABIA, ÚNICA REGIÓN DEL ORBE QUE NATURALMENTE PRODUCE EL INCIENSO, LA MIRRA, LA CASIA, EL CINAMOMO Y LÁDANO, ESPECIES TODAS QUE NO RECOGEN FÁCILMENTE LOS ÁRABES, SI SE EXCEPTÚA LA MIRRA. PARA LA COSECHA DEL INCIENSO SÍRVENSE DEL SAHUMERIO DEL ESTORAQUE, UNA DE LAS DROGAS QUE NOS TRAEN A GRECIA LOS FENICIOS; Y LA CAUSA DE SAHUMARLE AL IRLO A RECOGER ES PORQUE HAY UNAS SIERPES ALADAS DE PEQUEÑO TAMAÑO Y DE COLOR VARIO POR SUS MANCHAS QUE SON LAS MISMAS QUE A BANDADAS HACEN SUS EXPEDICIONES HACIA EL EGIPTO; LAS QUE GUARDAN TANTO LOS ÁRBOLES DE INCIENSO QUE EN CADA UNO SE HALLA MUCHAS DE ELLAS; TAN AMIGAS, POR OTRA PARTE, DE ESTOS ÁRBOLES QUE NO HAY MEDIO DE APARTARLAS SINO A FUERZA DE HUMO DEL ESTORAQUE MENCIONADO. (Heródoto, Libro III:CVII)

Algunos Padres de la Iglesia y teólogos sostienen que el oro, metal precioso propio de reyes, simboliza el tributo a la realeza de Jesús, a su calidad de rey. El incienso, de importante papel en los rituales religiosos y en las ofrendas a las divinidades —tanto en las religiones idolátricas como en el judaísmo, religión monoteísta— era un tributo a la divinidad del Niño, el reconocimiento de que Jesús era Dios. La mirra, usada en los embalsamamientos, en la unción de los cadáveres y en los ritos funerarios, era emblema de muerte y sufrimiento y, por lo tanto, prefiguraba la pasión y muerte de Cristo. Simbólicamente era un tributo a Jesús hombre, a su componente humano. En el siglo V, Pedro Crisólogo (Sermón 160) y el papa León Magno (I Homilía para la Solemnidad de la Epifanía) declaran que los magos presentaron, entonces, oro para el rey, incienso para el Dios y mirra para el hombre.

Jacobus de Voragine, en La Leyenda Dorada (1270), reflexiona que el oro simboliza el amor, el incienso la plegaria y la mirra la mortificación de la carne. Sostiene que los tres presentes significan tres atributos de Cristo, "su más preciosa divinidad, su más devota alma y su carne intacta e incorrupta (Voragine, I, 1995:83)."

Beda el Venerable (siglo VIII) y san Bernardo de Claraval (siglo XII) brindan una explicación más prosaica, aunque no por ello menos factible. Afirman que el oro tenía por fin aliviar a la Virgen María de la pobreza, que el incienso era para eliminar el mal olor del establo y que la mirra era para alejar a los gusanos, o sea, desparasitar al niño.


Algunos articulos relacionados que te pueden interesar
Patricia Grau-Dieckmann


Lcda. en Humanidades y Ciencias Sociales


No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Los perfumes en vida de Jesús: Significado de los presentes"

Comenta en Google+

En Innatia nos gustaría saber como te ha servido este artículo.

¿Quieres compartir cómo te fue? Accede aquí... y ¡comparte tu experiencia!

http://belleza.innatia.com/c-perfumes-cristianismo/a-perfumes-presentes.html